Qué binoculares comprar

Binoculares ó prismáticos. Qué cosas tener en cuenta y cuales convienen para observar aves

Los prismáticos ó binoculares son una ayuda invalorable para la práctica de la observación e identificación de aves silvestres, nos permiten acercar su imagen para poder apreciar detalles a veces imposibles de observar a ojo y que suelen ser claves para la determinación de las especies.

Ante la variada oferta de marcas y modelos conviene tener presente como base lo siguiente:

Todos los prismáticos tienen impreso en su cuerpo dos números, por ejemplo "8 x 40", el primer número nos indica los aumentos y el segundo al diámetro.

Cuando hablamos de aumentos nos referimos a la cantidad de veces que nos acercará el objeto observado. Para saber el alcance habrá que dividir la distancia a la que se encuentra el ave, por ejemplo 30 metros por este primer número, en este caso la cuenta será 30/8 los que nos da 3,75, o sea veremos el ave como si estuviera a menos de cuatro metros. Como regla general para la observación de aves se sugiere que el aumento no sea menor de 7 y ni mayor de 10. Con aumentos mayores disminuye el campo visual y la imagen comienza a moverse requiriendo el apoyo de un trípode. Los binoculares con zoom no son recomendables. Tampoco aquellos de visibilidad nocturna.

El segundo número en este caso “40” se refiere al diámetro de las lentes y esto tiene que ver con la captación de luz, a más diámetro mejor captación de luz y esto nos permitirá observar mejores detalles. Para lugares sombríos como selvas o bosques esto es muy importante. En la medida que disminuye el diámetro del lente, resulta menor la luminosidad y se estrecha el ángulo de visión o campo visual. Cabe agregar aquí que los prismáticos con lentes de 50 mm son habitualmente bastante pesados si bien las marcas más caras utilizan actualmente materiales más livianos y resistentes.

Habrá que evaluar entonces el promedio entre distancia y luminosidad, a esto se llama “pupila de salida”, esto se hace dividiendo el diámetro por los aumentos. Por ejemplo en un binocular de 8x40 este cálculo nos da 5, mientras que en un 7x50 será de 7, y en un 10x40 será de 4. En este sentido valores cercanos a 5 son un buen promedio.

Hay dos tipos de binoculares: los de tipo porro y los de tipo roof. Ambos tienen ventajas y desventajas como se muestra en este cuadro.

Fuente: http://www.mailxmail.com

Otras cosas a tener en cuenta cuyos datos no están en el binocular pero si suelen estar en los folletos o en las cajas donde están las especificaciones técnicas:

El enfoque a corta distancia o cercano, se refiere a la distancia mínima en que podremos ver un objeto con buena definición, lo ideal es poder observarlo claramente a una distancia de tres metros. Hay prismáticos que tienen buen alcance para ver un ave a cuarenta metros, muy buenos para lugares abiertos como lagunas o pastizales, pero que no hacen foco a corta distancia por lo que no servirán si estamos en ambientes cerrados como bosques o selvas.

El campo visual, este número indica el campo visual a 1000 metros, puede estar expresado en metros o en grados. Como referencia un buen campo visual sería entre 110 a 130 metros o entre 6 a 8 grados.

En definitiva los valores ideales para la observación de aves teniendo en cuenta, acercamiento, luminosidad y peso de los binoculares serían 7x30; 8x30, 8x40; 8x42; 10x40; 10x50.

La calidad de las ópticas suele ser determinante, las hay de vidrio o de plástico, con y sin tratamientos esto impacta en la calidad de la imagen observada y también en el precio del binocular!!!.

Binoculares de las mismas medidas pueden variar muchísimo debido a este detalle, por eso más allá de recomendar marcas, te recomendamos que al momento de comprar tus binoculares pruebes varios de ellos en el lugar donde los estas adquiriendo. Una buena forma de hacerlo es al probarlos elegir un objeto en un lugar poco iluminado del negocio a corta distancia y ver con cuál de los binoculares se ve más claro y nítido y luego observar un objeto lejano a mas de 20 metros y también comprobar que tal se ve. Un buen prismático debe tener ante todo nitidez y claridad para ver detalles.

En cuanto a hacer foco, los binoculares suelen tener un mecanismo entre las lentes en la parte superior que puede tener una rueda o una tecla de enfoque, habrá que escoger a gusto que sistema nos resulta más práctico.

Otro tema a tener en cuenta es el ocular, recomendamos los que tienen lentes retráctiles (se extienden hacia atrás) o protector de goma, esto aleja el lente de salida del ojo entre 15 y 20 mm, distancia ideal. Si usás anteojos los oculares se utilizan sin extender y en el segundo caso puede doblarse la goma.

Muchos binoculares tienen ajuste de dioptrías, en la mayoría de los casos solo en uno de los lentes y en otros tiene ajuste individual.

Los peores enemigos de tus binoculares serán los golpes que pueden dañar o desaliñar los prismas internos y la humedad en todos los casos, además el agua y el polvo si tus binoculares no son estancos.

Primeros pasos para usar tus binoculares.
Lo primero será ajustarlos a tu distancia de ojos (abrirlos o cerrarlos hasta que al observar por ambos oculares al mismo tiempo logres ver un solo círculo central), luego deberás calibrarlo a tu dioptría (mover el corrector de dioptrías hasta lograr ver bien nítido) ahora sí podrás comenzar a practicar.

Para las primeras salidas lo mejor es comenzar visitando reservas urbanas, plazas o parques donde las aves están acostumbradas a la presencia de la gente y permiten un mayor acercamiento y tiempo de observación. Mas adelante un ambiente abierto como una laguna o bañado, donde las aves son grandes y fáciles de observar. Requerirá algo de práctica hasta que seamos capaces de enfocar rápidamente y seguir un ave en vuelo. Los lugares cerrados como bosques o selvas presentarán un poco más de dificultad, poder encontrar y enfocar un ave entre la maraña de un bosque llevará un poco de entrenamiento. Pero pronto nos habremos acostumbrado a nuestros prismáticos y disfrutaremos de los detalles que nos permiten observar en las aves silvestres.

Si querés saber más sobre el uso de los binoculares te recomendamos algunos de nuestros cursos de iniciación a la observación de aves. ACÁ.