Llená tu mundo de aves

En el marco del Año de las Aves, llevado adelante por NatGeo, BirdLife International, Audubon Society, Cornell University Lab, Aves Argentinas y más de 180 organizaciones en todo el planeta; nos propusimos ayudar a que todas las personas llenen de aves su mundo.

Estamos convencidos, y lo dicen estudios científicos, de que el contacto con las aves, con la naturaleza, nos da una mejor calidad de vida. Las aves son buenas indicadoras del estado del ambiente, dispersan semillas, polinizan flores, controlan insectos y combaten plagas, pero también nos inspiran y nos alegran con sus formas, vuelos, colores, cantos. La observación de aves es una actividad ideal para mantener un cuerpo sano, en ejercicio, la mente en actividad y conocer personas, hacer amigos y, por qué no, encontrar el amor.

Por eso, en el marco del Año de las Aves, te damos 12 recomendaciones para llenar de aves tu mundo. Son ideas fáciles de llevar a cabo, con tus hijos o amigos, en el trabajo o en tu casa y barrio. No requieren grandes gastos ni mucho tiempo.

Acá van:

1_0.jpg

Todas las especies de un ambiente o región han evolucionado juntas durante miles de años, por eso ´las aves, plantas, mariposas, etc. están fuertemente relacionadas entre sí. Los frutos, flores y brotes de la flora nativa son el alimento preferido de la mayoría de las especies. Además atraen insectos que sirven de alimento a los pájaros, en especial para criar a sus pichones. Como siempre decimos "plantar nativas es plantar aves". Hay muchos libros y páginas web que te van a ayudar a saber qué especies son nativas de cada región y a que aves e insectos atraen. Podés conocer más sobre las plantas nativas acá

2.jpg

Con frecuencia nos encontramos con aves que no pueden volar. Antes que nada hay que recordar que la mayoría de las veces la parte final del desarrollo del pichón es fuera del nido. Gran parte de los pichones que encontramos que no pueden volar, todavía están siendo alimentados por sus padres y están dentro del proceso normal de aprender a volar.
Antes de levantar un ave, hay que asegurarse bien de no estar interrumpiendo ese proceso.
Por otra parte, recordemos que, aunque nos duela, el ciclo de la vida también incluye la muerte. Muchas delas rapaces que vemos y disfrutamos necesitan otras aves y pájaros heridos para alimentar a sus crías.
Entonces, si encontrás un animal herido o un pichón caído luego de una tormenta, podés seguir estos pasos para lograr que vuelva lo más pronto posible a su hábitat natural.

3.jpg

Los gatos y perros pueden ser un problema para las aves y otros animales. Se estima que solo en EEUU, los gatos domésticos matan entre 1400 y 3700 millones de aves al año. En algunas islas de Oceanía los gatos han extinguido especies. Los perros asilvestrados también son un problema, por ejemplo, en 2016 una jauría de perros mató casi 400 pingüinos en Puerto Deseado. Los perros sin correa en playas o áreas naturales también son una molestia para la fauna nativa, si lo llevás tenelo siempre con correa, es más seguro para las aves y para tu mascota. Recordá no llevar a tu mascota ya sea perro o gato a áreas protegidas como reservas naturales o parques nacionales.

4.jpg

Muchas especies necesitan huecos para nidificar. Suelen utilizar los que hacen los carpinteros o huecos naturales en árboles viejos, o techos de teja, etc. Sin embargo en las ciudades de hoy día, cada vez más modernas, donde los árboles grandes y antiguos se podan por seguridad, no es sencillo encontrar donde nidificar. A muchas especies de aves como ratonas, golondrinas, jilgueros, caburés, chincheros y otras podés ayudarlas poniendo cajas nido en tu casa. Acá y acá podés ver algunas ideas y cuestiones a tener en cuenta. Recordá ponerlas en lugares seguros, limpiarlas cuando no hay aves nidificando, etc.

5.jpg

Las aves comen, eso lo sabemos todos, pero también se bañan y toman agua. Si vas a un parque o reserva después de una lluvia vas a ver que un charquito siempre es bastante concurrido por las aves. En tu jardín podés poner un plato o vasija con unos pocos centímetros de agua limpia. Recordá que no quede al alcance de gatos, en ese caso es una buena medida ponerlo sobre un pedestal. Además si te gusta sacar fotos a las aves está es una buena oportunidad para sacar lindas y divertidas fotos.

6.jpg

Darle de comer miguitas de pan o pedazos de galletitas a los pájaros o patos en parques y plazas es una escena cotidiana. Sin embargo hay que decirlo, los panificados son mala comida para las aves, contienen demasiados carbohidratos y pocos nutrientes. Se suelen llenar de hongos fácilmente y les hacen daño al estómago. Las aves no consumen productos elaborados.

7.jpg

Una buena manera de aprender más sobre las aves es acercarse a los que más saben. Un Club de Observadores de Aves es el lugar ideal para eso. Si ya tenés experiencia, es la oportunidad ideal para enseñar a otros. Además un COA es un buen sitio para hacer amigos, conocer personas, desarrollar tus capacidades y, de alguna forma, "pintar el mundo pintando tu aldea". Los COA hacen actividades locales de conservación, educación ambiental, divulgación, ciencia ciudadana y por supuesto, disfrutan de salidas a la naturaleza. Acá vas a poder buscar tu COA más cercano.
Por otro lado, lo decimos siempre: no se cuida lo que no se quiere y no se quiere lo que no se conoce. Así que para conservar tenemos primero que conocer el mundo natural que nos rodea. Por eso sumarse a los censos, conteos y relevamientos es una buena oportunidad de sumar información sobre las aves -especialmente las comunes- y aprender de la mano de otras personas. La Ciencia Ciudadana (como le llamamos a esas iniciativas) es una actividad sencilla, al alcance de todos y que aporta mucho a la conservación. Algunas iniciativas en las que podés participar son el Gran Día Mundial de Observación de Aves, los Censos Neotropicales de Aves Acuáticas y los censos regulares que cada Club de Observadores de Aves lleva adelante en su zona de influencia.

8.jpg

Dijimos que el pan es malo para las aves, así que también corresponde decir lo bueno. Lo mejor, como ya dijimos, es plantar especies nativas que den frutos, flores y brotes de los que las aves se alimenten. Sin embargo semillas (tipo alpiste o mijo) y pedacitos de fruta también son un buen alimento para la aves. Algunas aves comen solo semillas, otras frutos. Otras comen insectos, en ese caso es buena idea armar un hotel de insectos (además todas las especies dan insectos a sus pichones recién nacidos). Los bebederos para picaflores son buenos, pero si se puede son mejor las flores de plantas nativas. Si ponés un bebedero acordate de limpiarlos muy bien todos los días o día por medio y seguir estas instrucciones para preparar el néctar. El agua azucarada fementada provoca hongos que afectan gravemente a los picaflores.

9.jpg

¿Alguna vez viste una gaviota con un anzuelo enganchado del pico o un biguá ahorcado con un plástico? Es algo lamentablemente más común de lo que debería ser. Muchas aves comen pequeños pedazos de plástico o usan restos de bolsas para sus nidos. Tomarnos un tiempo para limpiar nuestro alrededor, sumarse a limpiezas de playas, costas, parques, plazas, etc. es una buena medida para ayudar a las aves y para dejar más lindo el lugar. Podés hacerlo de manera fácil, con amigos, organizar grupos o sumarte a las salidas de limpieza que suelen organizarse en muchos sitios.

10.jpg

En el punto anterior dijimos que limpiar y recoger restos de basura y plástico es una buena medida para ayudar a las aves. Pero hay un problema de fondo que también requiere que actuemos: estamos usando mucho plástico. El plástico tarda muchisimos años en degradarse, deja micropartículas en el agua que indirecta o directamente terminan en aves, peces e incluso en nuestro cuerpo. Además es un recurso no renovable que proviene del petróleo. Disminuir el uso de plástico en envases, reutilizar o separar la basura para permitir un mejor reciclaje es algo que podemos hacer cada uno en nuestras casas y que, al final del camino, será beneficioso para las aves.

11.jpg

¿Viste esos ventanales grandes que hay en muchas casas y edificios? Bueno, las aves no los ven. Para los pájaros, un cristal limpio o espejado es casi imposible de ver a menos que haya una cortina o algo que lo diferencie del cielo o del aire. Se estima que cada año mueren 100 millones de aves en colisiones contra vidrios. Sin embargo, esto también tiene solución. Poner stickers con siluetas de aves en las ventanas no suele tener mucho efecto. Lo mejor es pegar tirar verticales o poner cortinas o guirnaldas o algún objeto visible del lado de afuera. En este enlace vas a encontrar algunas recomendaciones para que las aves no choquen contra los vidrios.

12.jpg

Por último, pero no menos importante, más bien lo contrario, el punto que va a asegurar que todas estas recomendaciones para llenar de aves tu mundo sea una "política de largo plazo" es acercarnos a ellas, conocerlas, valorarlas y disfrutarlas en libertad. Volvemos a repetir la frase "no se cuida lo que no se quiere y no se quiere lo que no se conoce". Acercarnos a las aves a través de la observación es fundamental. Inculcar en los más chicos el amor por la naturaleza, fomentar que entren en contacto con "los bichos", que suban a los árboles, que hagan experimentos, es la forma de tener una sociedad llena de futuros naturalistas y amantes de las aves que aseguren un planeta verdaderamente vivo para siempre. En este enlace vas a encontrar varias herramientas y cuadernillos fomentar en los chicos y chicas el amor por las aves. También podés descargar nuestra app gratuita para aprender a identificar las distintas especies

Tipo de noticia: 

Noticia general