Gran estreno de documental contra las represas

Más de 600 personas se reunieron ayer para ver Matar al Río, el documental que pide la suspensión inmediata de las represas y su reemplazo por energías renovables.

Buenos Aires, jueves 6 de julio de 2017.

Destrucción ambiental, conflicto de intereses, irregularidades y violaciones a la Ley de Ética Pública son las primeras consecuencias que genera el avance de las represas del complejo hidroeléctrico Kirchner-Cepernic en el Río Santa Cruz.

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Aves Argentinas, Banco de Bosques, Fundación Flora y Fauna Argentina, Fundación Naturaleza para el Futuro (FuNaFu) y Fundación Vida Silvestre Argentina integran la Coalición Río Santa Cruz sin Represas. En la tarde de ayer, estrenaron un documental en Ciudad Cultural Konex donde científicos, referentes de la sociedad civil y funcionarios alertaron sobre el daño ambiental irreversible que generará el proyecto.

“El mundo se está alejando de las mega represas y está yendo a altísima velocidad hacia la energía eólica, fotovoltaica y muchísimas otras que son más responsables a la hora de cuidar el medio ambiente y la sociedad”, explicó en el documental Pedro Friedrich, presidente de Banco de Bosques. “Haciendo grandes números, podemos decir que estas represas nos van a costar en el orden de los 7 mil millones de dólares presupuestados. Si nosotros quisiéramos generar esta misma energía con fuentes renovables (fotovoltaica por ejemplo) nos costaría solamente 1.300 millones de dólares”, precisó.

"Si invertimos el mismo dinero que se invertirá en las represas en eficiencia energética, obtendríamos un 24% más de energía que la que producirían las represas", precisó Manuel Jaramillo, Director General de Vida Silvestre y agregó: “Tenemos que buscar las inversiones que contemplen la cuestión ambiental y social, y pensar una transición energética justa hacia las renovables”.

Durante el estreno, Andrés Nápoli, Director Ejecutivo de FARN se refirió al Estudio de Impacto Ambiental (EIA): “Queremos que el mismo sea legítimo y no oculte información. Que no nos diga que los impactos ambientales negativos pueden ser compensados cuando organismos estatales como el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLIA) no refrenda esa afirmación y pide realizar estudios complementarios ya que los análisis incorporados en el EIA son de carácter muy general” y finalizó: “Se va a realizar una obra,a pesar de que todos los técnicos y estudios que estamos consultando dicen que no es beneficiosa para la energía, el ambiente, ni para el modelo de desarrollo de la Argentina”.

“Los conservacionistas hemos fracasado en comunicar lo que significa la extinción de una especie para nuestro país y el mundo”, finalizó Hernán Casañas, Director Ejecutivo de Aves Argentinas

Irregularidades en el Estudio de Impacto Ambiental
Durante el estreno del documental, las organizaciones alertaron sobre un conflicto de intereses manifiesto: El EIA fue elaborado por Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A. (EBISA), empresa de capital estatal, cuya titularidad corresponde al Ministerio de Energía y Minería (99 %) y a Nucleoeléctrica Argentina S.A. (1 %). El Presidente y Director titular de EBISA es el actual Subsecretario de Energía Hidroeléctrica, Jorge Hugo Marcolini, quien antes de asumir como funcionario público en diciembre de 2015, se desempeñó como consultor privado promoviendo la construcción de las represas , entonces llamadas “Cóndor Cliff” y “La Barrancosa”.

El Ing. Marcolini es la persona que tiene a su cargo la elaboración del documento técnico de Evaluación de Impacto Ambiental, que el Ministerio y en particular el área que él mismo integra, deberán evaluar. Asimismo, asume el antecedente de haber sido un directo promotor de la construcción de las represas. Esto último no solo viola la Ley de Ética Pública y la Convención Interamericana contra la Corrupción, sino que además le impiden intervenir en el análisis de riesgos de las represas por configurarse en su caso un serio conflicto de intereses (públicos y privados). De igual forma, la intervención del Ing. Marcolini no solo afecta la independencia técnica que rige al Estudio de Impacto Ambiental (EIA), sino también la legitimidad del MinEM para realizar su evaluación.

Asimismo, las medidas de mitigación propuestas son dudosas y de ninguna manera es posible compensar el daño irreversible sobre un ecosistema irremplazable, explicaron desde el grupo de organizaciones. Tal es el caso del macá tobiano, especie endémica en peligro crítico de extinción (según la UICN) que goza de la máxima protección por haber sido declarada monumento natural provincial. Cualquier acción de “mitigación” o ¨compensatoria¨ en el área reproductiva del macá tobiano es insuficiente, ya que el ciclo de vida de la especie transcurre en dos biomas bien diferenciados. Es decir, por más que se proteja en su totalidad el área de ocupación estival, si se destruye el área de invernada, la especie no sobrevivirá.

“Es evidente la falta de idoneidad en los técnicos ya que incluso muchos trabajos de campo fueron realizados durante épocas inapropiadas del año como para tener un verdadero diagnóstico de riesgos. Por ejemplo, los trabajos de evaluación en el estuario, fueron realizados en momentos cuando toda la población del macá tobiano se encuentra aún nidificando en las lagunas del oeste de la provincia. Tales trabajos no pueden ser trasladados a la etapa de monitoreos”, afirmó Hernán Casañas, Director Ejecutivo de Aves Argentinas.
Uno de los puntos más graves es que el propio estudio reconoce que la información de la biología y ecología sobre varias especies “es todavía incompleta en varios aspectos para responder a los numerosos interrogantes que plantea la instalación de las represas”. Semejante incertidumbre científica torna procedente el principio precautorio que establece que, ante el riesgo de dañar al ambiente, no debe darse inicio a la actividad.

“El espacio y tiempo que estamos viviendo no es nuestro, sino de las futuras generaciones. Si la biodiversidad se termina, se termina para toda la humanidad y si nosotros queremos a nuestros hijos y nietos, creo que tendríamos que empezar a pensar de esa manera”, describió Sergio Nahuelquir, miembro de la comunidad mapuche entrevistado en el documental.

Como cierre del evento, Charo Bogarín invitó a recorrer y conectarse con el río a través de sus canciones.

Acerca del Río Santa Cruz
El Río Santa Cruz nace en el deshielo de los grandes glaciares de la Patagonia, recorre 385 kilómetros hasta su desembocadura en el Océano Atlántico y es el último río glaciario libre de la Patagonia. Su largo recorrido es el hábitat de decenas de especies de aves, peces y mamíferos y cautivó a naturalistas de la talla de Charles Darwin y Perito Moreno, quienes quedaron maravillados por su belleza.
Más información: www.riosantacruzlibre.org
#RioSantaCruzSinRepresas

Ficha técnica
Producción: Turba Contenidos.
Dirección y Producción: Axel Indik, Einar Ollua, Esteban Medina San Martín.
Guión: Axel Indik, Einar Ollua, Esteban Medina San Martín.
Logística: Turba Contenidos.
Cámaras: Einar Ollua, Esteban Medina San Martín.
Fotografía: Axel Indik.
Entrevistas: Nicolás Cassese, Federico Bianchini.
Locuciones: Diego Ripoll.
Edición y postproducción: Emiliano Pellarolo, Juan Camilo Acuña.
Motion Graphics: Guido Farji.
Música: Alfonso Ollua, Rodrigo Aguirre.
Postproducción de Sonido: Alex Fank