Reservas Urbanas a la deriva: el caso de la Reserva Ecológica Costanera Norte

Autor: 

Romina Galeota Lencina

El pasado miércoles 18 de Abril se llevó a cabo el segundo encuentro de conservación en la sede de Aves Argentinas. En esta oportunidad el tema elegido fue los desafíos de las reservas naturales urbanas, y se centró en el caso de la Reserva Ecológica Costanera Norte (RECN). Además de los socios de Aves Argentinas se acercaron estudiantes de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), miembros del Grupo de Educación y Conservación Ambiental FCEyN (GECA) y porteños comprometidos e interesados por la causa.

Según un informe del Gobierno de la Ciudad se determinó que los habitantes de Buenos Aires tienen solamente 3 m2 de espacios verdes para su disfrute y esparcimiento. Lejos del valor fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de entre 10 y 15 m2 de por persona. Teniendo en cuenta que el 92% de la población vive en grandes metrópolis, este déficit resulta preocupante. En este contexto, la puesta en valor y la conservación de los relictos de naturaleza silvestre que quedan es sumamente importante.

A sala llena, el encuentro comenzó con la exposición de Claudia Nardini, Directora de Educación Ambiental de Aves Argentinas, quién brindó una introducción sobre conceptos básicos de las reservas naturales urbanas, su debida planificación y manejo. WhatsApp Image 2018-04-18 at 23.52.42.jpeg
En primer lugar remarcó la importancia de considerarlas como espacios verdes diferenciados de las plazas o parques ya que, además de funcionar como espacios de esparcimiento, cumplen importantes funciones ambientales como por ejemplo: la protección de costas, la estabilidad climática, la regulación dinámica hídrica, la captación de carbono, la recarga de los acuíferos subterráneos, la depuración del aire, entre otros. También son aulas a cielo abierto, ya que son espacios ideales para educar ambientalmente a los visitantes, centros para realizar trabajos de campo para el estudio científico y para fomentar la ciencia ciudadana.

“Se debe trabajar, de forma participativa y consensuada, en la equiparación de las reservas naturales urbanas en cuanto a sus objetivos generales, instrumentación e identidad como red de reservas naturales porteñas” expusó Nardini, e hizo hincapié en la necesidad de que las comunidades participen en el armado de los planes de manejo, es decir el plan operativo que contempla la ejecución de prácticas dentro de las áreas protegidas, y trabajar activamente para que se cumpla.

WhatsApp Image 2018-04-17 at 10.16.24.jpeg Continúo Raúl Chiesa, ex Vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales (APN) y Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), quien profundizó sobre el limbo legal en el cual está inmersa RECN. Explicó que pese a ser declarada como Reserva Ecológica en diciembre de 2012 por Ley N° 4.467 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Universidad de Buenos Aires y el Gobierno de la Ciudad, instituciones de las que depende, nunca firmaron el convenio para su implementación como tal. Por tanto, el segundo lugar más importante para la biodiversidad porteña carece de autoridad de aplicación, de normas específicas y de personal calificado que asegure su manejo y fiscalización. En diciembre, además, se presentó una amenaza más grande: el “Distrito Joven”.

El proyecto, que fue votado en diciembre, pretendía expropiar terrenos pertenecientes a la UBA donde se encuentra la reserva ecológica y el monumento a las víctimas del terrorismo de estado, conocido como Parque de la Memoria. Fue votado en diciembre y especificaba que el 35% de la superficie total se podía entregar en concesión para explotación privada, bares, restaurantes, boliches y otros usos comerciales. El 6 de marzo de este año se realizó, con una gran participación, la audiencia pública donde quedó expresa la ausencia de consenso social. En ese sentido, durante el encuentro, Chiesa remarcó “la clave de estos temas y el futuro de las reservas urbanas requieren en forma indispensable del apoyo de la comunidad”. Dos días después de esta reunión, en la legislatura porteña, se trató nuevamente en comisión la creación de “Distrito Joven” y se determinó quitar del proyecto los terrenos de RECN y del Parque de la Memoria. Un gran logro que servirá de impulso para continuar luchando por la implementación de la Reserva Ecológica Costanera Norte como tal.

Censo 2_0.jpgPor último, Anahí Vaccaro, bióloga egresada de la UBA y coordinadora del Club de Observadores de Aves de RECN, confesó que “recién luego de estudiar 7 años en la facultad de Ciencias Exactas y Naturales conocí la reserva”. En su exposición, mostró las principales problemáticas que hoy la afectan y que, en gran medida, están ligadas a la apatía en el mantenimiento del espacio como reserva natural por parte de las autoridades competentes. Caza y pesca furtiva, inseguridad, asentamientos, depósito de basura sumados a los residuos que quedan luego de los festejos de los egresados son algunas de las consecuencias de esta falta de interés.

Vaccaro, además, destacó que existen problemas asociados a la dinámica natural ya que el espacio donde se formó la reserva es de origen antrópico, por esto es necesario intervenir los ambientes para generar un balance. Una de las claras consecuencias es la degradación del humedal por acumulación de sedimentos, y por tanto la perdida de especies asociadas a este tipo de ambientes.

Martin pescador 1.jpg Sobre el final del encuentro se proyectaron varias fotografías que mostraban el patrimonio de la reserva: 200 especies de aves, mamíferos, artrópodos, la amplia diversidad de plantas nativas y la gente que con su trabajo y participación en diversas actividades como censos, bicheadas, salidas de observación de aves y jornadas de limpieza hacen de la Reserva Ecológica Ciudad Universitaria-Costanera Norte su lugar.

El próximo encuentro se realizará el miércoles 16 de mayo, de 19 a 21hs en la sede de Aves Argentinas, y tendrá como tema central el reinicio de las obras represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz y las perspectivas de la causa para este año.

Sobre Romina Galeota Lencina

Romina Galeota.jpg Romina tiene 28 años y actualmente forma parte del equipo de voluntarios de Educación Ambiental en Aves Argentinas. Es técnica en Control, Uso y Preservación de los Recursos Naturales de la Fundación Perito Moreno (FPM), periodista egresada de TEA y aficionada a la observación de aves.

Créditos de fotos
Foto publico durante la charla: Mery del Castillo
Foto drone: COA RECN
Fotos Martin Pescador: COA RECN
Fotos Censos: COA RECN